El bruxismo dental es el termino con el que se conoce comúnmente al apretar y rechinar de dientes. Se puede producir tanto durante el día como durante la noche de manera inconsciente al dormir.
Las personas que lo padecen aprietan fuertemente los dientes y los mueven de atrás hacia delante y viceversa, produciendo el desgaste de las piezas. Es más habitual y evidentemente más difícil de controlar el relacionado con el sueño.

¿Qué puede provocarlo?

Los especialistas apuntan al estrés como uno de los principales desencadenantes del bruxismo dental.

Síntomas del bruxismo dental

Algunas personas con bruxismo dental no presentan molestias y no descubren que lo tienen hasta que alguien les comenta que rechinan los dientes mientras duermen.

Para poder diagnosticar bruxismo dental el especialista deberá realizar una entrevista clínica, una exploración y un estudio médico.

A pesar de que algunas personas pueden no presentar síntomas, el bruxismo dental puede llegar a causar:

$

Tensión muscular en la zona.

$

Migrañas.

$
Alteraciones del sueño como insomnio.
$
Sensibilidad muscular, especialmente por la mañana.
$

Dolor facial, de cabeza y de cuello.

$

Sensibilidad dental al frío, al calor y a los dulces.

$

Dolor o inflamación de la mandíbula.

$

Trastornos alimenticios.

$

Dolor de oído.

Aunque no es un problema grave, el bruxismo dental puede llegar a causar lesiones dentales permanentes y problemas de articulación temporomandibular (ATM).

¿Cómo ponerle solución?

El tratamiento adecuado para el bruxismo dental dependerá de saber qué es lo que está ocasionando este problema. El Doctor Baena de Centro Médico Estético Sanchinarro, debe determinar la causa potencial con preguntas precisas y un examen dental. A continuación, de acuerdo a la causa y al daño provocado, podrá sugerir diferentes opciones.

Los tratamientos que se aplican para tratar el bruxismo dental están orientados a la reducción del dolor, la prevención del desgaste de piezas dentales y daños permanentes en la mandíbula. Dichas terapias pueden disminuir el hábito de apretar y rechinar los dientes, aunque muchas veces no son una solución definitiva.

Tradicionalmente se han utilizado férulas o protectores dentales para evitar el bruxismo durante el sueño estas diseñados para mantener la mandíbula en una posición más relajada.

Para aliviar el dolor provocado por el bruxismo también pueden resultar de utilidad estos consejos de cuidado personal:

$
Aplicar hielo o paños calientes en las zonas donde se produzca el dolor como pueden ser los músculos de la mandíbula.
$
Evitar comer alimentos duros como nueces, dulces o filetes de carne.
$
Beber mucha agua todos los días.
$

Evitar masticar chicle.

$
Masajear las zonas donde se producen dolores.
$
Dormir las horas recomendadas.

La reducción del estrés diario y el manejo de la ansiedad pueden disminuir el bruxismo dental. Por lo que para personas propensas a esta afección las técnicas de relajación pueden resultar de gran ayuda. Cualquier hábito que ayude a relajarse como escuchar música, leer, caminar o darse un baño puede contribuir a mejorar el bruxismo.

Bótox para el Bruxismo

Al hablar de toxina botulínica, mejor conocido como botox, la mayoría de las personas inmediatamente va a relacionarlo con los tratamientos estéticos faciales para reducir las arrugas y líneas de expresión. En el Centro Médico Estético Sanchinarro llevamos muchos años utilizando estas técnicas. Pero, la realidad, es que puede tener otros usos, en los últimos años se ha venido utilizando el botox para el bruxismo para relajar los músculos y de esta manera evitar ese molesto apretamiento de los dientes que conlleva desgaste.

El botox ha sido implementado en otras áreas médicas y estéticas, como por ejemplo aliviar la sudoración excesiva, contracciones musculares, estrabismo, y, por supuesto, muchos tratamientos faciales.

Método de acción del Bótox para el bruxismo

La inyección se aplica directamente sobre el músculo principal de la masticación, músculo masetero. De este modo, se debilita su capacidad de movimiento, pero, la sensibilidad no se ve afectada, produciendo un ligero adelgazamiento del músculo que hace que tenga menos fuerza y así provoque menos tensión en dientes y en la articulación temporal. Es necesario destacar que este tipo de inyección no afecta la capacidad de masticar del paciente.
Por otra parte, estas inyecciones también intervendrían directamente en la mejoría de los síntomas asociados al bruxismo, tales como los dolores de cabeza, migrañas, dolores de oído, ansiedad e insomnio, entre otros.

Procedimiento

Una vez que el Doctor del Centro médico estético Sanchinarro, determina que esta indicado en su caso el tratamiento con toxina botulínica (botox), procederá a su infiltración.

El procedimiento es relativamente sencillo, poco doloroso y tiene una duración de aproximadamente 30 minutos. El efecto empezará a notarse después de 2-3 días, alcanzando su tope de efectividad a la semana de haberlo recibido, momento en el que tendrá que acudir a revisión para determinar su mejoría.

La duración del tratamiento con botox es de aproximadamente 6-12meses. Siendo necesaria una revisión anual para ver la evolución de la clínica.

w

Contacta con nosotros

Videoconsulta Médica Gratuita

Abrir chat