Hiperhidrosis, excesos de sudoración, en Sanchinarro, Las Tablas, La Moraleja.

La sudoración es la respuesta generalizada al aumento de la temperatura corporal. El ser humano tiene aproximadamente 3 millones de glándulas sudoríparas ecrinas que secretan agua y electrolítos, metales pesados… Además del sudor termorregulador, existe un sudor emocional, que afecta a las palmas, las plantas, las axilas y la frente. Cuando este sudor es excesivo se denomina hiperhidrosis.

Se estima que el 1% de la población padece hiperhidrosis primaria y afecta de igual manera a hombre y mujeres. La hiperhidrosis tiene una repercusión importante sobre la calidad de vida de quienes la padecen. Se puede convivir con esta alteración, aunque a menudo causa estrés emocional y en ocasiones dificulta la vida personal, laboral y social del paciente.

La persona afectada entra en un círculo vicioso, pues la necesidad de sentirse «seco», sobre todo en varones y la preocupación por oler mal, provocan todavía más estrés del que ya tiene una situación social,  y consiguientemente se produce una mayor sudoración.

Etiología

  • Hiperhidrosis Fisiológica
  • Hiperhidrosis idiopática
  • Hiperhidrosis compensatoria
  • Debida a patologías.

Tratamiento

Toxina botulínica: Al bloquear a las glandulas sudoríparas, se usa como tratamiento de la hiperhidrosis localizada. Se inyecta intradérmicamente de forma diluida y no produce hiperhidrosis compensatoria. Dura entorno 6-9 meses.

En las palmas de los pies y las palmas de las manos junto con la axila. La inyección ha de ser muy superficial y se usa anestésicos tópicos previo a la inyección para que no sea dolorosa.

Otros tratamientos: Simpatectomía, Ansiolíticos, Betabloqueantes, Anticolinérgicos, Cloruro de aluminio hexahidratado al 20%.

w

Contacta con nosotros

Videoconsulta Médica Gratuita

Abrir chat