IMPLANTES DE ÁCIDO HIALURÓNICO

| Publicado por | Categorías: Blog

INTRODUCCIÓN

Los implantes ácido hialurónico son geles inyectables y reabsorbibles de color transparente. Se utilizan con la finalidad de atenuar las líneas de envejecimiento o mejorar su aspecto revitalizando la piel, pueden restablecer el volumen, mejorar la elasticidad perdida con el paso del tiempo y alisar las líneas e imperfecciones que aparecen de forma natural con la edad.

Los implantes de ácido hialurónico son una nueva generación de implantes cutáneos, con tecnología de fabricación patentada y marcado CE, lo que garantiza su eficacia y seguridad. Se trata de una fórmula única de ácido hialurónico de alta pureza, estable y homogéneo, reticulado y de origen no animal. Este ácido hialurónico es una sustancia inocua para los tejidos, ya que se asemeja mucho al ácido hialurónico presente de forma natural en el organismo. Con los implantes de ácido hialurónico se reponen las reservas naturales de ácido hialurónico, produciéndose una revitalización de la piel y devolviéndole la turgencia, reduciendo instantáneamente el aspecto arrugado y confiriéndole una apariencia más suave.

Existen diferentes técnicas para la inyección de implantes.

El implante de ácido hialurónico se inyecta en la piel en pequeñas cantidades utilizando una aguja muy fina. El tratamiento es muy rápido y a menudo se realiza en menos de 30 minutos. En general, sus efectos son beneficiosos pueden verse instantáneamente, sin alterar la expresión facial. No se necesita ninguna prueba cutánea de alergia ya que los implantes de ácido hialurónico no contienen ingredientes derivados de animales.

Existe una amplia gama de implantes de ácido hialurónico, permitiendo personalizar el tratamiento dependiendo del área a tratar, el tipo de piel y el efecto deseado. Pueden utilizarse para atenuar las arrugas de expresión, perfilar los labios o darles volumen, y modelar el contorno facial, como pómulos y mentón. Es una forma de mejorar su aspecto con naturalidad.

Las zonas tratadas con mayor frecuencia son:

  • Los surcos que van desde la nariz a las comisuras bucales (surcos nasogenianos)
  • Los labios (perfilado, realce y volumen)
  • Los pómulos y el mentón (modelado)
  • El escote y la cara (rejuvenencimiento cutáneo)
  • La región del entrecejo (arrugas glabelares)

Una de las grandes ventajas de los implantes de ácido hialurónico es que sus efectos son duraderos, pero no permanentes. Usted mantiene siempre el control de su aspecto. Así en el caso de:

  • Arrugas faciales y modelado facial: generalmente es necesario un tratamiento de mantenimiento pasados 9 a 12 meses.
  • Realce de labios: generalmente es necesario un tratamiento de mantenimiento al cabo de 6 a 9 meses.
  • Rejuvenecimiento de hidratación profunda de la piel: después dell tratamiento intenso inicial, compuesto por tres-cuatro sesiones cada 2-3 semanas, suelen recomendarse sesiones de mantenimiento cada 8 meses aproximadamente.

La duración del efecto depende de muchos factores, como el tipo de piel, el estilo de vida, la edad, la técnica de inyección utilizada, etc.

En algunos casos, el tratamiento puede ser un poco doloroso, pudiendo notar una leve molestia. A menudo se utiliza una crema para la anestesia local. Otra forma de anestesia es un bloqueo dental, utilizado para adormecer la zona cuando se va a proceder a un realce labial.

En algunas situaciones, la inyección de los implantes de relleno se puede realizar al mismo tiempo que otros procedimientos médicos.

 

 

RIESGOS DE LA INYECCIÓN DEL IMPLANTE ÁCIDO HIALURÓNICO

Existen riesgos y complicaciones asociados con la inyección de los implantes de ácido hialurónico.

Previo al tratamiento, se aconseja comentar sus antecedentes médicos con su médico. Si se ha sometido recientemente a algún tipo de tratamiento cosmético, se recomienda que espere hasta que la zona esté totalmente curada y la piel haya recuperado su estado normal. Esto suele tardar entre 4 y 6 semanas. Independientemente, comente con su médico los tratamientos estéticos a los que se ha sometido con anterioridad en la zona a tratar.

No deben utilizarse los implantes de ácido hialurónico en zonas en que hay o ha habido lesiones cutáneas activas, una infllamación o trastornos relacionados, ni en su proximidad ni tampoco en zonas en las que se haya colocado un implante permanente.

No se ha probado en mujeres embarazadas o mujeres lactantes.

Siga todas las instrucciones que le de su médico tanto previas al tratamiento como después del tratamiento.

Antes del tratamiento, los pacientes no deben ingerir aspirinas, esteroides, ni tampoco altas dosis de vitamina E, ya que estos pueden causar sangrado o inflamación en el punto de la inyección.

Tras el tratamiento, no debe exponerse a intenso calor (sol, solarium, láser o IPL).

Después del tratamiento con los implantes de ácido hialurónico, es frecuente la aparición en grado ligero de enrojecimiento, hinchazón, sensibilidad al tacto, y  picor. Son los mismos signos y síntomas que cabe prever con cualquier tipo de inyección. Sin embargo, tenga en cuenta que estas molestias son transitorias y suelen desaparecer en unos pocos días.

 

Cargando…